El día después… un detector de oro

Hacemos un alto en nuestro estudio bíblico del libro de Proverbios para reflexionar el día después de semana santa sobre el significado de dicha celebración a la luz de nuestra serie “Una Mujer Sabia”.
 
Como hemos visto en el libro de Proverbios, a la sabiduría se le compara con los metales más preciados como el oro y la plata, de allí que hemos “bautizado” esta serie como “una exploración/explotación minera de la Sabick Gold”. En esta ocasión, utilizaremos un detector de oro como el que se “anuncia” en nuestra imagen de hoy.
 
Precisamente, el origen de la celebración de la semana que recién acaba de concluir se considera como la cúspide de nuestra búsqueda –“el lugar de la mina” donde se incrustan las pepitas de oro más grandes, más puras, más valiosas según nuestro “detector” de oro-; sin embargo, como hemos dicho anteriormente el “oro” que buscamos se distingue de cualquier otro que podamos desenterrar en los más ricos yacimientos mineros de este mundo; por qué?
 
a)     Este “Oro” no es de este mundo (Juan 18:36 “Respondió Jesús: mi reino no es de este mundo”);
b)     Es un “Oro” que a los ojos del mundo parece “anormal” (1 Cor. 1:18 “La palabra de la cruz es locura a los que se pierden”)
c)      Los que creen que ya poseen el mejor oro, cuando se les presenta el Verdadero “Oro” quedan confundidos (1 Cor. 1:19 “pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios y frustraré la inteligencia de los inteligentes.»)
d)     A los ojos del Dueño de la Sabick Gold, los “anormales” son aquellos que no descubren Su “Oro” no así los que Lo encuentran (1 Cor. 1:20 “... ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el que discute asuntos de este mundo? ¿Acaso no ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?...")
e)     Y como muchos rechazaron Su “Oro”, el Dueño de la Sabick Gold se Lo regaló a los que todos consideran “anormales” (1 Cor. 1:21 “Puesto que el mundo, mediante su sabiduría, no reconoció a Dios a través de las obras que manifiestan su sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación...")
f)       Al final aún los que han rechazado este “Oro”, en el fondo de sus corazones Lo desean pero no saben cómo ni dónde encontrarlo (1 Cor. 1:22 “Los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría...)
g)     El Oro de la Sabick Gold es desechado por unos, ridiculizado por otros (1 Cor. 1:23 “…para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura…”)
h)     A quienes lo buscan, lo cuidan y valoran se les considera locos (1 Cor. 1:23)
i)       Todos los que lo encuentran, descubren la mayor de las riquezas (1 Cor. 1:24 “En cambio para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es poder y sabiduría de Dios...")
j)       Aun lo menos valorado y más desechado de ese “oro” es superior, insuperable e incomparable al mejor oro que las personas puedan conseguir fuera de la mina “Sabick Gold” (1 Cor.1:25 “…porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres…”
 
Te parece atractivo este “Oro”?
 
“pero nosotros predicamos a Cristo crucificado... (1 Cor. 1:23a) 
“…Cristo es poder y SABIDURIA de Dios…” (1 Cor. 1:24)
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates