Proverbios 31: para varones?

Necesito confesar que si bien he tenido una serie de situaciones que no me han permitido escribir con la frecuencia acostumbrada, me parece que recientemente le he dado largas a cerrar el estudio bíblico de Proverbios debido, precisamente al tema de su último capítulo “La Mujer Virtuosa” ya que ante la lectura de ese pasaje tengo sentimientos encontrados; por un lado como quisiera tener esas virtudes pero mientras las leo me doy cuenta cuán lejos estoy y lo inalcanzable que parece llegar a esa cúspide.

Entonces, encuentro que una de “mis primas” dice que toda mujer cristiana tiene que llegar a cultivar todas esas virtudes (siii!! TODAS!!), mientras que otra “prima” enseña que podría entenderse que se trata más bien de un ideal de mujer cristiana que debemos perseguir, aunque por otro lado, parecería que se trata de una mujer real; aun en este último caso, debemos recordar que ella seguramente tenía sus faltas y debilidades como todas nosotras y sin lugar a dudas, también tenía problemas en su matrimonio y en su familia pues nadie tiene una vida tan perfecta que no deba lidiar con los mismos problemas que enfrentamos en nuestro diario vivir; en especial, esta “prima” resalta que nunca podremos ser la Mujer Virtuosa de Proverbios 31 en nuestras propias fuerzas ni determinación pues se requiere de la intervención y gracia divinas para ayudarnos y que, tampoco se logra de la noche a la mañana, sino que requiere tiempo.

Algo que llama mi atención de Proverbios 31 es que estas fueron palabras que la madre del rey Lemuel le había enseñado; cualquiera podría pensar que este es un pasaje que deban usar las madres con sus hijas jóvenes para instruirlas en ser mujeres virtuosas pero nunca uno que debía utilizar la madre para que sus hijos jóvenes aprendan a distinguir las cualidades que deben procurar en la mujer con quien pretendan casarse. 

1.       Qué hemos enseñado a nuestros varones sobre las virtudes una esposa idónea?

2.       Hemos dedicado tiempo a esta enseñanza?

3.       Dejamos que sea el mundo –los programas de TV, revistas, artistas- que les moldeen sus pensamientos respecto al ideal de la mujer con quien casarse?

4.       Porqué la madre del rey Lemuel habrá considerado importante instruir a su hijo sobre este aspecto?

5.       Porqué tú consideras importante (o no) dedicar tiempo a conversar con tus jóvenes respecto a las cualidades que debe buscar en la que será su compañera de por vida?

6.       Independientemente de la edad de tu hijo, has pensado en el impacto que tendrá en su vida, la mujer con quien se case?

7.       Reflexiona en los versículos 11, 12 y 23 desde la perspectiva del esposo (tu hijo).

8.       Has orado a Dios por esa “mujer virtuosa” para tu hijo?

9.       Estás formando a tu hijo para que sea el esposo que esa mujer virtuosa necesita? 

10.   Estás modelándole ese carácter de la mujer virtuosa para que en el futuro él pueda valorarlo en la mujer con quien quiera casarse?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates